Emprender

Emprender, debe ser el verbo de moda. Leo en muchos blogs y escucho a amigos y compañeros que debemos emprender, que hay que cambiar y debemos fomentar a nuestros jóvenes las grandezas de iniciar una actividad por nuestra cuenta.

A esto se añade que, y en boca de todos está, hay que ayudar a los emprendedores, que hay que facilitar ayudas para sus proyectos, que hay que simplificar procesos de constitución de empresas para evitar gastos y tiempo, que son los que soportan una parte muy importante del empleo de este país … pero … ¿es verdad todo lo que se oye?

La situación es complicada pero quienes más la están sufriendo son los pequeños empresarios quienes todos los días tienen que mirar qué hacer para seguir día a día. En estos días me he reúnido con varios jóvenes empresarios que están iniciando su actividad, y uno de ellos en concreto, con siete meses como autónomo, se planteba seguir o no, dado que los ingresos que tenía no eran suficientes.

El problema era que tenía montón de presupuestos presentados y todas las empresas le decían que se iban a firmar pero pasan los días y se retrasan las cosas, y esto hacía que pensara en volver a tener la «tranquilidad» de una nómina mensual.

Emprender es arriesgar por una forma de vida, y eso es lo primero que tenemos que asumir, y digo arriesgar porque emprender implica asumir riesgos. A su vez, necesitamos ayuda, pero no sólo en términos económicos sino en facilitar trámites y , en especial, necesitamos ayuda de otros emprendedores que te hacen ver que lo que estás pasando no sólo te ocurre a ti, sino que ha ocurrido, ocurre y ocurrirá a otros quienes te pueden contar su experiencia y analizar como se resolvió.

Para emprender, tenemos que estar motivados por nuestro proyecto, luchar por ello y estar orgullosos de ello, además el resultado sea positivo o negativo nos servirá siempre como experiencia, experiencia que podremos contar a otros emprendedores que la usarán para mejorar sus resultados y seguir motivados porque sus problemas no serán únicos sino compartidos y, si con todo esto, se nos escucha en las altas esferas porque seguimos generando valor y trabajo, bienvenido sea.

Sigamos emprendiendo y viéndonos en la nube. 😉

Esta entrada fue publicada en cloud, emprender, internet, negocios. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Emprender

  1. No podía estar mas de acuerdo contigo. Siempre ha sido duro esto de «emprender» y mas ahora. Y con respecto a lo de tener ilusión, es la única medicina que nos queda cuando las cosas ruedan mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*